Necesitas Mejorar tu Puntaje de Crédito?

Click to read in English

Sabes cada detalle que influye tu puntaje de crédito? Has escuchado del puntaje FICO? Si las respuestas son negativas o si te gustaría mejorar tu puntaje, sigue leyendo.

Primero lo primero. Tu puntaje de crédito es un puntaje que miran las instituciones financieras cuando estás aplicando para un préstamo, hipoteca o tarjeta de crédito. Éste les dice cuánto riesgo estarían asumiendo si te prestaran dinero. Mientras más alto es tu puntaje, estarán más dispuestos a prestarte o incluso a darte tasas de interés más bajas.  Este puntaje está basado en una serie de factores todos relacionados a tu historial crediticio (tu historial de pagos, cantidades adeudadas, entre otros). El puntaje FICO es el más aceptado por las principales instituciones financieras.

Ahora debes mejorar tu puntaje. Mejorar tu puntaje de crédito es como perder peso. No hay una manera instantánea y fácil de hacerlo – y si la hay, probablemente no es la más sana. Por eso, si algún día quieres comprar una casa, un carro, o cualquier otra cosa con crédito, debes cuidar tu puntaje crediticio.

Primero debes saber dónde estás parado(a). Revisa tu reporte de crédito, no sólo para saber qué dice, sino también para revisar si hay errores relacionados a pagos tardíos o cualquier otra data incorrecta que pueda afectar negativamente tu puntaje. Legalmente tienes derecho a un reporte de crédito gratis al año (el reporte incluye todo menos el puntaje mismo) de cada una de las tres entidades de riesgo principales: TransUnionEquifax y Experian. Pídelos aquí. Esto aplica para EEUU.

Has tus pagos a tiempo! Esto significa mucho para tu puntaje de crédito. Hacer pagos a tarjetas de crédito o préstamos tarde bajará mucho tu puntaje. Intenta poner recordatorios para asegurarte de pagar a tiempo cada mes – y realiza pagos mayores al pago mínimo requerido por el banco.

Otra cosa que ayudará a tu puntaje de crédito significativamente es reducir la cantidad que debes. Si tienes problema haciendo los pagos cada mes, o si sólo puedes hacer los pagos mínimos, deja de utilizar tus tarjetas de crédito. Los intereses seguirán acumulándose y la situación fácilmente se saldrá de las manos. Has un plan para hacer pagos mayores primero a las tarjetas de crédito con intereses más altos y realiza los pagos mínimos en las otras.

Si has tenido un pasado oscuro con tu historial crediticio, empieza a hacer los pagos a tiempo y a reducir tu balance en las tarjetas de crédito. Ésto no va a darte inmediatamente un puntaje alto, pero si te mantienes disciplinado, verás cambios con el tiempo.

Trata de mantener tu balance en las tarjetas de crédito siempre bajo y no abras cuentas de crédito que no necesitas. Mantén pocas y manéjalas bien. Existen muchos otros tips que puedes usar para mejorar tu puntaje de crédito. Pronto otro artículo más detallado sobre este tema.

Recorta tus Gastos de Supermercado

Click to read in English

Vamos al supermercado constantemente porque tenemos que hacerlo. Éste no es un gasto que simplemente podemos eliminar, pero podemos recortarlo y gastar menos. Éstas son algunas maneras en las que puedes ahorrar:

Analiza tus hábitos alimenticios 
Piensa en lo que compras en el supermercado regularmente. Podrías comprar un artículo por menos dinero (quizás una marca más económica)? Estás comprando mucha cantidad de algo y se daña antes de que lo utilices todo? Si necesitar recortar estos gastos, trata de comprar menos cantidad para que los artículos naturales no se desperdicien o compra una marca más barata y de calidad similar. No compres artículos costos si puedes evitarlo.

Has un menú
Antes de ir al supermercado, has un menú de las comidas que prepararás esa semana. Si puedes, trata de que para algunas comidas utilices los mismos ingredientes principales. Planear tus comidas con anticipación te ayudará a ser más eficiente a la hora de comprar los ingredientes, te ayudará a ahorrar ya que comprarás solo lo que necesitas, y gastarás menos en gasolina o transporte porque no tendrás que regresar a comprar algo que necesitabas.

Come vegetariano una vez a la semana
Las carnes, pescados y mariscos suelen ser los ingredientes más caros a la hora de comprar en el supermercado. Si sueles comer alguno de estos ingredientes todos los días, trata de no comer carnes o pescados una vez a la semana. En su lugar, escoge recetas vegetarianas para ese día y a la larga estarás ahorrando bastante dinero.

Utiliza cupones y descuentos 
Muchas personas utilizan cupones para comprar en el supermercado, pero otras nunca recuerdan usarlos y simplemente los desechan. Si quieres ahorrar en el mercado, utiliza los cupones para tu ventaja y mantenlos ordenados para que no los pierdas. Sin embargo, nunca compres algo que no necesitas simplemente porque tienes un cupón para ese artículo! También debes estar atento a los descuentos que hacen los supermercados. Éstos te ayudan a ahorras más de lo que piensas.

Paga con efectivo en lugar de tarjeta de crédito
Si eres organizado y tienes tus finanzas en orden, debes tener un presupuesto que incluya gastos de supermercado. Si tiendes a gastar de más y te pasas de tu presupuesto, toma la cantidad exacta que destinaste para el mercado y llévalo en efectivo – deja la tarjeta de crédito en cada. De esta manera no tendrás otra opción que seguir tu presupuesto.

Revisa lo que tienes en casa antes de ir al supermercado
No fijarte qué ingredientes tienes en tu cocina puede causar que compres más comida de la que necesitas en realidad. Quizás aún tienes suficiente de un artículo, pero si no lo sabes, puedes terminar comprándolo cuando no lo necesitabas todavía.

No vayas al supermercado cuando tienes hambre 
Esto solo causará que compres más de lo que necesitas. Está comprobado que cuando vamos de compras al supermercado y tenemos hambre, es más probable que gastemos más solo porque nos provocan muchas cosas en el momento. Esto solo resulta en comprar impulsivamente, así que asegura comer antes!

Utiliza una carretilla pequeña 
Es un juego mental, pero funciona. Si utilizas una carretilla más grande, probablemente sentirás que puedes meter más cosas en ella. En cambio, utiliza una más pequeña y no sigas comprando cuando ya no puedes meter más artículos.

Fechas Importantes (Impuestos)

Click here to read in English

Ya deberías tener en tus manos el formulario W-2 (si no lo tienes, debes actuar YA!). Sin embargo, muchas personas esperan hasta el último minuto para llenarlo y entregarlo – lo cual no es algo inteligente.

Este año la fecha tope para llenar tu declaración de impuestos es 18 de abril de 2017. Sí, la fecha oficial técnicamente es el 15 de abril, pero si cae fin de semana, es movida al siguiente lunes. Sin embargo, Washington D.C. celebra un día festivo ese siguiente lunes, por lo que este año cae martes 18 de abril. Tienes tres días adicionales este año!

Hay otros formularios importantes que debes llenar antes de la medianoche del 18 de abril, además del formulario W-2.

Debes completar tu declaración de impuestos individual. Para esto debes llenar el formulario 1040 (ofrece más opciones de deducciones que los demás formularios), 1040A (para quienes tienen una base gravable de $100,000 o menos y hacen deducciones standard), o 1040EZ (para individuales o parejas casadas declarando conjuntamente con una base gravable de $100,000 o menos y sin dependientes) y debes pagar cualquier impuesto adeudado.

El 18 de abril también es la fecha límite para pedir una extensión. La razón puede ser cualquiera y puede ser realizada online aquí. La extensión es de 6 meses, por lo que la nueva fecha sería 16 de octubre de 2017.

Si eres empresario, debes pagar tus impuestos estimados cuatro veces al año: el 18 de abril, 15 de junio, 15 de septiembre y 17 de enero de este año fiscal.

El 18 de abril también es el último día para hacer contribuciones al IRA (cuenta individual de jubilación) para el año fiscal 2016.

Fondos de Emergencia

Click to read in English

Los fondos de emergencia son la base de una buena planificación financiera. Sin embargo, una encuesta realizada por Bankrate señaló que solo el 37% de las personas serían capaces de pagar un gasto extraordinario con sus ahorros. Un fondo de emergencia es sinónimo de estabilidad y bajo riesgo, por lo que debes establecerlo antes de invertir tu dinero de otras maneras.

Una emergencia puede ocurrir cualquier día – puede ser un gasto imprevisto del carro (esperamos que no ocurra, pero esto puede sumar varios miles), perder tu trabajo (y tu fuente principal de ingresos para pagar las cuentas) o un gasto médico (puedes tener seguro, pero aún tienes que cubrir deducibles y co-pagos). De nuevo, esperamos que esto no ocurra, pero puede suceder cualquier día!

Un fondo de emergencia consiste de 3 a 6 meses de gastos (recomendamos que sean 6 meses en lugar de 3). Simplemente suma lo que gastas mensualmente en renta o hipoteca, utilidades, préstamos, seguros, supermercado y otros gastos esenciales (hasta diversión y entretenimiento) y multiplica el total por 6. Esto te dará 6 meses para recuperarte de un gasto extraordinario.

Tu fondo de emergencia debe ser líquido (esto es qué tan rápido puede ser convertido en efectivo) y accesible, por lo que debe estar en una cuenta de ahorros (es 100% efectivo) y no en acciones o bienes raíces (pueden demorar mucho en venderse). Si surge una emergencia, debes tener tu dinero disponible enseguida.

El objetivo principal de tu fondo de emergencia no es ganar intereses o retornos. Como el retorno es directamente proporcional al riesgo y necesitas bajo/ningún riesgo para tu fondo, tendrás muy pocos retornos. Si eres mas tolerante al riesgo y tienes mayor estabilidad financiera, puedes dividir tu fondo de emergencia en corto y largo plazo. El fondo de corto plazo será una cuenta de ahorros con 3 meses de gastos (puede usarse de inmediato) y el de largo plazo tendrá otros 3 meses de gastos en forma de bonos de alta calidad, por ejemplo (tienen bajo riesgo, intereses más altos que una cuenta de ahorros y pueden ser convertidos en efectivo en unos días).

No tienes que completar tu fondo de emergencia en un solo pago, al menos que tengas el dinero disponible para hacerlo. Determina cuánto puedes contribuir al fondo por mes y cuánto tiempo te tomaría completarlo. No olvides ser consistente y hacerlo una prioridad – hasta puedes hacer pagos automáticos de tu cuenta corriente a tu cuenta del fondo de emergencia. Si es necesario, recorta otros gastos innecesarios para que puedas construir tu fondo. Si tienes mucha deuda, establece un fondo más pequeño ($1,000, por ejemplo), elimina tus deudas, y cuando estés libre de deuda, continúa con tu fondo de emergencia.

En resumen, tu fondo de emergencia debe ser:

  1. Líquido
  2. Accesible
  3. Tener bajo/ningún riesgo
  4. Una prioridad que DEBES atender

Deducciones de Impuestos: Parte

Click to read in English

Solamente un buen conocimiento sobre las posibles deducciones de impuestos – o un buen contador – pueden ayudarte para que no pagues más de lo que debes en impuestos cada año. De hecho, millones de contribuyentes pagan más de lo que deberían en impuestos todos los años simplemente por no conocer deducciones básicas que pueden utilizar. Estas son algunas deducciones de impuestos comunes que puedes utilizar para tu beneficio:

Gastos de Búsqueda de Empleo
Puedes incluir gastos que incurras en esfuerzos para buscar empleo como una deducción de impuesto detallada. Éstas aplican si estuviste buscando una nueva posición de trabajo en la misma industria o área que tu empleo anterior, inclusive si no consigues el nuevo trabajo. Sin embargo, no puedes deducir gastos que incurriste si estabas buscando tu primer trabajo. Gastos que puedes deducir de impuestos incluyen: gastos de transporte (transporte público, taxis y gastos de gasolina – tarifa de 53.5 centavos por milla en EEUU), gastos de comida y hospedaje por viajes, costos de agencia de empleo y gastos de impresión, envíos postales, asesoría, entre otros.

Gastos de Mudanza por un Nuevo Empleo
Aunque no se pueden deducir gastos de búsqueda de empleo para tu primer trabajo, puedes deducir gastos si tomarás un nuevo empleo que requiere una mudanza (aplica para tu primer trabajo y todos los siguientes). Ésta es una deducción que no necesitas detallar; puede ir bajo las deducciones standard en tu formulario. Para poder deducir estos gastos, tu nuevo empleo debe estar al menos 50 millas más lejos de tu casa que tu trabajo anterior.

Impuestos de Venta Estatales
Uno puede escoger entre deducir impuestos sobre la renta estatales o impuestos pagados de venta estatales – el que represente mayor beneficio para el contribuyente. Si el estado en el que vives no tiene impuesto estatal sobre la renta, te conviene deducir los impuestos de venta pagados (se refiere a impuestos incurridos cada vez que realizas una compra en un comercio). El IRS cuenta con tablas y una calculadora de impuestos que muestra cuánto puede deducir una persona dependiendo del estado donde vive. Adicionalmente, si has hecho una adquisición significante como un carro, bote o avioneta, puedes añadir los impuestos de venta pagados además del máximo permitido en tu estado.

Donaciones Filántropicas
Puedes deducir donaciones a fundaciones sin fines de lucro, inclusive gastos pequeños que surgen mientras estés laborando para una fundación. Éstos incluyen ingredientes para comidas preparadas, juguetes, materiales para actividades, entre otros. También puedes deducir hasta 14 centavos por milla si tuviste que trasladarte en auto por una causa benéfica (aplica para EEUU). Debes tomar en cuenta que si estos gastos suman más de $250, necesitarás un documento de la fundación que pruebe que estos gastos son reales. No es posible deducir el valor del tiempo o trabajo invertido en una fundación; las deducciones deben ser por gastos pagados en efectivo. Estas deducciones no pueden exceder el 50% de tu ingreso bruto ajustable anual, pero cualquier exceso que no puedas deducir se puede aplicar a los 5 años siguientes.

Multas de Aerolíneas
Cansado de las multas por parte de aerolíneas que hacen que tu viaje de bajo costo deje de serlo? Puedes contrarrestar este efecto mediante deducciones de impuestos – al menos algunos pueden. Si trabajas como independiente o eres dueño de tu propia empresa y realizas un viaje de negocios, puedes deducir de tus impuestos gastos que surjan por equipaje adicional o por cambios a tu itinerario de viajes.

Pensión Alimenticia 
La pensión alimenticia puede ser incluida como una deducción no detallada. Esto aplica solamente a pagos en efectivo que estén establecidos en el acuerdo de divorcio. También debes reportar el número de seguro social del beneficiario ya que el IRS se asegura que éste a su vez reporte la pensión como ingreso gravable. Gastos legales relacionados a la pensión alimenticia también pueden ser incluidos como deducciones bajo gastos misceláneos.

Impuestos de Seguro Social 
Esto aplica unicamente a empresarios, ya que ellos deben pagar el total del 15.3% en seguro social en lugar de dividir 50-50% con un empleador. Si eres empresario, puedes deducir el 7.65% del total pagado en impuestos de seguro social.

Create a website or blog at WordPress.com

Up ↑